Diferencias básicas entre una dieta vegana y una dieta basada en plantas

Hay una tendencia creciente en la concienciación de lo que comemos, de cómo nutrimos a nuestro cuerpo, de la importancia que tiene una dieta que aporte beneficios a nuestra salud. El “somos lo que comemos” cada vez cobra más sentido y las investigaciones arrojan que el cuidar lo que llevamos a la boca tiene una gran repercusión en nuestro bienestar a todos niveles tanto físico como mental. Un cuerpo sano, coadyuva a una mente sana y viceversa, conformando un conjunto indisoluble, tan es así, que si uno se ve afectado el otro también sufre las consecuencias. Somos un todo.

Años de investigaciones han concluido que una dieta basada en plantas mejora la calidad de vida y sirve incluso como método preventivo y sanador de algunas enfermedades. La naturaleza es sabia y nos brinda a través de los alimentos los aportes nutrimentales que nuestro cuerpo requiere para su óptimo funcionamiento.

Es por ello que día a día crece el interés por adoptar una dieta basada en plantas o bien vegana. Pero quizás convendría hacer algunos apuntes al respecto para diferenciar entre lo que se entiende por cada una.

QUÉ ES EL VEGANISMO

El veganismo, más que una simple dieta en sí, es una filosofía de vida que por razones éticas se basa en el NO consumo de productos de origen animal o que en sus procesos se hayan involucrado pruebas en animales. El término vegano se acuñó por primera vez en 1944 por Donald Watson.

ALIMENTACIÓN BASADA EN PLANTAS

En una dieta basada en plantas no es que se excluyan categóricamente los alimentos de origen animal, pero sí que se reduce o incluso se anula su consumo, priorizando los de origen vegetal. Adoptando una dieta abundante en vegetales, frutas, legumbres, cereales integrales y frutos secos. Apartando aquellos alimentos procesados que poseen altos contenidos en sodio, azúcar, etc y prefiriendo aquellos que nos obsequia la naturaleza y consumiéndolos, por supuesto, en su estado más natural.

Es decir pues, que la motivación parte de la concepción de una dieta que brinde una armonía al cuerpo a través de aprovechar los nutrientes de los alimentos de la forma más pura posible gracias a un consumo responsable con nuestro propio cuerpo y por qué no, aceptar los beneficios que esto conlleva no sólo a nosotros mismos, sino a nuestro entorno, pero sIn un componente estricto de ésta idea.

Es de gran importancia ésta diferencia porque es común encontrar veganos que no están alimentándose adecuadamente a pesar de que su dieta se base en productos de origen vegetal y en una dieta basada en plantas se cuida a detalle lo que se come intentando que la alimentación sea balanceada y rica en nutrientes.

La prueba más fehaciente es que cada día aumenta el consumo de productos veganos procesados y que, si nos paramos a leer las etiquetas, no son muchos mejores que otros procesados que existen en el mercado, ya que contienen ingredientes que pueden ser igualmente dañinos para la salud si se abusa de su consumo, como es el caso del aceite de coco que ha ganado adeptos cada vez más fervientes por su uso y eso, sólo por mencionar alguno.

Con lo anterior, no queremos decir que no se puede ser vegano y tener una alimentación basada en plantas a la vez, o que una conduzca a la otra. Algunas personas comienzan por hacerse veganas apelando a sus principios ideológicos evitando todo producto de origen animal y después a preocuparse por seguir una alimentación basada en plantas, pero consciente, es decir, equilibrada y que aporte los nutrientes necesarios. Y por el contrario hay gente que se inicia en una alimentación basada en plantas por cuestiones de salud (para mejorarla o prevenir ciertas enfermedades) y con el paso del tiempo se hace consciente de la relevancia que esto tiene no sólo en la propia salud, sino en el impacto benéfico ambiental que conlleva.

En conclusión, cualquiera que sean las razones por las que usted elija una dieta basada en productos de origen vegetal, se ha demostrado que llevada de manera correcta, es decir, consumiendo los nutrientes necesarios, esa alimentación sumamente saludable y que puede traer muchos beneficios a corto, mediano y largo plazo.

¿Y para usted?, ¿Cuáles fueron sus motivos para adoptar una dieta basada en plantas?

Te gusta? Comparte!
Share on Facebook
Facebook
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Añadir comentario